12 junio 2012

Alimento para aves carroñeras

Por fín se regula la disponibilidad de cadáveres de reses en los montes de utilidad pública para el alimento de aves carroñeras, sobre todo buitres, que estaban causando daños a los ganaderos de la zona especialmente en los momentos de paridera.


Orden GAN/30/2012, de 4 de mayo, por la que se regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre necrófaga con subproductos animales no destinados a consumo humano procedentes
de explotaciones ganaderas en las zonas de protección, en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

La aplicación de la normativa en materia de subproductos ha supuesto la obligatoriedad de retirar los animales muertos en aras a proteger la sanidad de la cabaña ganadera y posibilitar la vigilancia de las encefalopatías espongiformes transmisibles (EETs) y la eliminación de los subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH), pero como contrapartida se ha propiciado una menor disponibilidad de alimento para ciertas especies de fauna silvestre que, como el buitre leonado, se alimentaba de forma natural de los cadáveres que quedaban abandonados en el campo a su disposición.

La retirada del campo y eliminación de los cadáveres de determinadas especies ganaderas derivadas del establecimiento de la normativa de sanidad animal se ha ido implantando de forma creciente, lo que ha mermado las posibilidades de obtención de alimento de las especies necrófagas. Por lo que la disponibilidad de cadáveres de ganado - alimento para las especies necrófagas - ha variado, pudiendo ejercer un efecto negativo sobre el comportamiento de estas especies y de sus parámetros demográficos.

En la Comunidad Autónoma de Cantabria en el Programa de Alimentación de Especies Necrófagas ha puesto de manifiesto que la mayor parte de la comunidad de estas especies muestra un crecimiento estable y que existe una demanda social por parte del colectivo ganadero para mitigar los daños causados presuntamente por la fauna necrófaga. Por lo que en base a este se ha motivado la necesidad para la puesta en marcha de la delimitación y aprobación de las zonas de protección para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario en esta comunidad.

La oferta de alimento a las especies silvestres necrófagas se podrá llevar a cabo con la previa recogida de los cadáveres, en el caso de que los animales de producción mueran en la propia explotación, o sin la recogida de los mismos cuando las reses procedentes de las explotaciones ganaderas autorizadas mueran en la zona de protección para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario.

En Valdeolea se permitirán el depósito de cadáveres en los M.U.P- nº 243 y 248.
Las autorizaciónes tendrán un plazo máximo de vigencia de 5 años y se solicitarán por los ganaderos usuarios o las entidades gestoras de dichos montes.

Para ver toda la información pinche aquí.
http://boc.cantabria.es/boces/verAnuncioAction.do?idAnuBlob=227741

...Macroinvertebrados. Indicadores


Ya sabemos que los macroinvertebrados, esos bichitos que encontramos entre las piedras y en el sustrato del río, nos indican la calidad del agua del tramo en el que viven. Por eso los llamamos indicadores y por eso es importante buscarlos y reconocerlos cuando hacemos el análisis ecológico del río.
Como comentábamos en una entrada anterior, nos propusieron hacer un experimento. Colocar un sustrato artificial (ladrillos rellenos de piedrecitas y palos) para ver cómo eran colonizados a lo largo de cuatro semanas. Sobre todo en aquellos tramos en los que predomina el limo y donde es más complicado capturarles para su observación.
Esta ha sido la cuarta semana. Y hemos comprobado que en algunos lugares era solo cuestión de tiempo que se habitaran los ladrillos.
Los 20 frasquitos (cuatro semanas por 5 puntos de muestreo a lo largo de todo el río, desde Santa Olalla hasta los pozos tras la RENFE) con los bichitos en una solución de agua y alcohol, serán llevados al laboratorio de la Universidad de Cantabria, donde un experto los analizará.

Esperaremos los resultados.